¿Cómo se clasifican los fertilizantes?

Fertilizantes

Los fertilizantes son productos que contienen nutrientes beneficiosos para los cultivos agrícolas. En los últimos años, la innovación ha permitido que sean cada vez más efectivos y proporcionen mejores resultados. Además, la sostenibilidad es un factor cada vez más importante en los fertilizantes.

El objetivo que se persigue con el uso de fertilizantes es doble. Por un lado, buscamos añadir al suelo del cultivo aquellos componentes necesarios para asegurar el correcto desarrollo nutritivo de la planta y, por otro, devolver al suelo todos los nutrientes que ha ido perdiendo como consecuencia de las condiciones climáticas y naturales.

Historia de los fertilizantes y su uso

La fertilidad del suelo ha sido un factor de gran importancia a lo largo de la historia. Los primeros indicios que se tienen de la conciencia sobre este tema se sitúan en el año 2.500 a.C en Mesopotamia, donde los agricultores se dieron cuenta de que en determinados suelos se conseguía un rendimiento del cultivo mucho mayor. Posteriormente, se hizo evidente que la fertilidad disminuye con el paso del tiempo, por lo que se empezaron a buscar soluciones.

Sin embargo, no encontramos la primera referencia hacia la utilización de fertilizantes hasta la antigua Grecia, en la que se hacia uso de estiércol en los viñedos. El siguiente hito importante se sitúa en el siglo XIII, cuando Pietro Crescenzi hizo referencia a un notable incremento del uso de abonos.

No obstante, volviendo a la historia más reciente, cabe destacar que fue durante el siglo XX cuando más se avanzó en materia de fertilizantes, los cuales se producían principalmente a base de fósforo, potasio y nitrógeno. En la actualidad, destaca la evolución hacia los fertilizantes en formato líquido, así como la importancia de la materia orgánica y los biofertilizantes para mejorar y recuperar la calidad del suelo.

Clasificación de los fertilizantes

Podemos destacar cuatro tipos de fertilizantes:

  • Fertilizantes inorgánicos. Como su nombre indica, son productos que no están fabricados a partir de materia orgánica, sino que se producen de forma industrial, transformando algunos componentes en una solución nutritiva para el cultivo mediante un proceso químico. Su principal ventaja es que los nutrientes que aportan pueden ser utilizados de forma inmediata por la planta.
  • Fertilizantes orgánicos. En este caso, hablamos de productos derivados mayoritariamente de restos de otros organismos como plantas o animales. Entre sus principales ventajas encontramos su efecto positivo en la composición y estructura del suelo.
  • Abonos orgánico-minerales. Su elaboración se realiza a partir de materia orgánica, pero durante la fabricación se añaden también nutrientes de origen mineral. Como indica la AEFA , su principal beneficio es que permiten proporcionar al cultivo materia orgánica y nutrientes con un solo producto.
  • Aminoácidos, algas marinas y extractos húmicos. Los aminoácidos están compuestos principalmente por oxígeno, carbono, nitrógeno e hidrógeno. Tienen como principal beneficio su contribución a la mejora de los cultivos que se encuentran en situaciones de estrés, facilitando su nutrición con menor utilización de energía. Las algas son un fertilizante de tipo orgánico que puede mejorar el suelo y estimular el cultivo de forma sostenible. Por último, los extractos húmicos, son también compuestos orgánicos que estimulan la fertilidad del suelo.

Legislación

En España, la última modificación legal más importante en materia de fertilizantes fue el Real Decreto 999/2017, en el que se establecen los microorganismos que pueden formar parte de un fertilizante, además de otros aspectos como nuevos tipos de productos o normativas referentes al etiquetado e identificación de este tipo de productos. Por otro lado, el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea unificaron en el Reglamento (CE) n° 2003/2003 las directivas comunitarias sobre fertilizantes. Además, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha recogido toda la legislación nacional y europea sobre fertilizantes.

Abono foliar: ¿Sabes cuál necesita tu cultivo?

El abono foliar es un producto que permite la fertilización de las plantas al ser aplicado directamente sobre las hojas. De este modo, se emplea una solución pulverizada a la masa foliar del cultivo. No obstante, como señala la Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes, la utilización de este tipo de abonos debe ser complementaria a los abonos que ayudan a la fertilización en el suelo y a los producidos por la propia planta.

¿Para qué se utiliza el abono foliar?

El abono foliar tiene una serie de utilidades específicas que permiten solucionar de forma muy eficaz algunos problemas de nutrición en los cultivos. Entre otros beneficios, podemos destacar que:

  • Permiten cubrir necesidades que por suelo conllevarían una mayor dificultad o tiempo de espera.
  • Ayuda a corregir rápidamente carencias de nutrientes y otros elementos ya que, al pulverizarse directamente sobre el cultivo, su absorción es mucho más rápida que la de otros tipos de abonos y fertilizantes.
  • Contribuye a impulsar etapas específicas del cultivo. Debido a su rápido efecto, el abono foliar puede utilizarse para acelerar fases concretas del cultivo como la floración, el cuajado, el engorde o la maduración.

Cómo absorben las hojas los nutrientes cuando se aplican por vía foliar

El proceso de absorción de los nutrientes comienza cuando el abono foliar entra en contacto con las hojas de la planta. Este proceso consta de tres etapas. En primer lugar, el producto se aplica sobre las hojas, donde debe permanecer algunas horas para aumentar la probabilidad de absorción. En la segunda etapa, los nutrientes comienzan a ser absorbidos, no sin antes superar algunas barreras naturales como, por ejemplo, la cutícula y la capa de cera exterior de las hojas. Después, el nutriente es transportado por las distintas capas de la hoja hasta las células epidermales. Finalmente, los nutrientes del abono foliar se distribuyen hasta los distintos órganos de la planta donde son necesarios (Castillo, R. G. M., Marín, G. P., & León, R. G, 2013)

Qué características debe tener un abono para que pueda aplicarse foliar

  • Se aplica mediante pulverización directa sobre la planta
  • Es sensible a los cambios climáticos. Por ello, evita aplicarlos en días de lluvia o de sol intenso.
  • Son muy eficientes. Su efecto sobre las plantas suele notarse con gran rapidez.
  • Son un gran aliado como complemento, pues aportan a las plantas elementos beneficiosos como magnesio, hierro, etc.

Abono foliar para cultivos: tipos, época de aplicación y dosis

Abono foliar para olivar

Los tipos de abono foliar que podemos utilizar en el olivar son aquellos ricos en nitrógeno o aminoácidos. Además, la época más adecuada para aplicarlos es durante marzo y abril, cuando se produce el inicio vegetativo del árbol. Otro punto a tener en cuenta es que según la etapa en la que se encuentre el árbol debemos aplicar un tipo de abono foliar u otro. En Agran encontrarás las mejores soluciones para el olivar.

  • Floración. Durante esta etapa podemos utilizar Agran Mix, el cual aportará un cóctel de micronutrientes y Breakout, que actuará como potenciador de la floración y el cuajado de frutos.
  • Engorde de aceituna. En este caso, resultado adecuado el calcio para potenciar la división celular, el crecimiento y el incremento de tamaño de los frutos. Para ello, disponemos de Vitol.
  • Maduración y concentración de grasa (aceite). Es recomendable aplicar productos ricos en potasio como Super K y aminoácidos mediante Agran Amino.

Abono foliar para cítricos

Otro de los cultivos en los que podemos utilizar el abono foliar son los cítricos. En base a nuestro programa de cultivos cítricos, recomendamos los siguientes productos para mejorar el estado de tus cultivos según sus necesidades:

  • Mejorar la brotación. Uno de los productos que más te ayudarán a ello es Super Nitro, el cual aportará nitrógeno a los cultivos. Además, se puede combinar con correctores de microelementos como Agran Mix.
  • Mejorar floración y cuajado de frutos. Son recomendables el Breakout, para promover la floración y el cuajado de frutos, y Calcium, para aportar calcio.
  • Engorde de frutos y obtención de color. Para conseguirlo, es de gran importancia el potasio, el cual puedes aportar con Super K.

Abono foliar para cultivos hortícolas

Los cultivos hortícolas también pueden beneficiarse de las propiedades del abono foliar. Entre otras cosas, puede ayudar a:

Fomentar una floración y cuajado de frutos continuo. Podemos conseguirlo mediante activadores que gestionan la energía y el equilibrio fisiológico del cultivo como Breakout.
Prevención de carencias de calcio (Blossom end rot) gracias a Calcium.
Engorde de frutos. Para ello, puedes hacer uso de Vitol, que además actuará como promotor del crecimiento.

En definitiva, el abono foliar es un producto con muchas utilidades. Además, el hecho de que podamos utilizarlo en casos y etapas específicas de los cultivos hacen de el un producto muy eficaz. No obstante, para conseguir los mejores resultados recuerda que es importante seguir las indicaciones que podrás encontrar en nuestra página web o en el envase del producto.

¿Cómo afronta Ágran el COVID-19 ?

El pasado sábado 14 de marzo se publicó el Real Decreto 463/2020 que declaraba el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el virus COVID-19.

Responsabilidad social ante el COVID-19

Esta repentina situación ha afectado a la sociedad en varios aspectos: sanidad, economía, sociedad… Y como ya sabéis, es responsabilidad de todos ayudar a que esta desafortunada crisis sanitaria acabe cuanto antes y con las menores consecuencias.

Las medidas de higiene y la precaución se convierten en nuestras grandes aliadas. Así como, será de gran importancia realizar un seguimiento de las novedades que comuniquen a diario los organismos oficiales.

 

Cómo afronta Ágran Liquid Technology la crisis sanitaria del COVID-19

Tras la declaración de estado de alarma por parte del Estado y hablar con los responsables del asesoramiento jurídico-laboral de la empresa, hemos decidido tomar una serie de medidas de precaución.

Según el anexo del RD, no estamos obligados a cerrar la compañía. Por ello, la actividad debe continuar pero eso no nos exime de actuar con la máxima precaución para que, como hemos comentado antes, esta situación dure el mínimo tiempo posible.

Por ello:

1. Sentido Común

Es fundamental que actuemos como unidad, y no de forma individual. Las acciones individuales afectan al resto. Por eso debemos actuar en cada de nuestras decisiones (dentro y fuera del trabajo) con sentido común.

2. Fabricación bajo pedido

El stock de Ágran Liquid Technology pasa a depender de una fabricación bajo pedido. Sólo atenderemos pedidos previamente formalizados, para los que dispongamos de stock asociado.

3. Gestión online.

Será fundamental apoyarnos en la gestión online, evitando así, el contacto físico. Nuestro equipo estará 100% operativo, a través de teléfono, Whatsapp, email…

4. Reuniones comerciales.

Las reuniones comerciales se llevarán a cabo de manera presencial cuando sea estrictamente necesario. En estas reuniones habrá un máximo de 4 personas, con guantes y mascarilla y  manteniendo la distancia de seguridad.

5. Gestión de la agenda.

Es importante que si necesitas reunirte con nosotros, solicites previamente la cita por teléfono o email. Para que podamos gestionar los tiempos por anticipado.

Estamos ante una situación muy cambiante donde 24-48 horas se han convertido en el largo plazo. Os seguiremos manteniendo informados de nuestros pasos.

Ante cualquier cuestión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados, de resolver cualquier duda.

Una cosa más… Esto también pasará y cuando pasé… ¡Estaremos preparados!